LoPaisa.com - El Sitio Paisa -  Medellin Colombia
 
 
 
 
   

Colaboraciones especiales de nuestro corresponsal en Medellín

IVAN DARIO MEJIA BETANCOURT ("El Taita") (El Paisa Mejía)

FRASES Y PENSAMIENTOS

Antes de juzgar el comportamiento ajeno
regala un poco de tu buen comportamiento.

Alégrate de los triunfos ajenos;
con ello ya eres parte de la celebración.

Agradece por siempre al que te tienda la mano
pero no caigas en el sometimiento.

Ama a Cristo el revolucionario
que cambió la injusticia de la guerra
por las armas del amor.

Ama la belleza del espìritu;
así encontrarás la belleza del cuerpo.

Benditos los verdaderos amigos
porque la luz del Señor caerá sobre ellos.

Cuando llora un niño
gira La Tierra en armonía;
cuando ríe un niño
llora La Tierra de felicidad.

Cada arruga del anciano
es una grieta de sabiduría.

Cuando dudes de la existencia de Dios
camina por la Naturaleza;
sentirás a alguien que te acompaña.

Calma la sed y el hambre del prójimo;
equivale al tamaño del Universo.

Cuando veas las estrellas brillar
es el fondo de tu alma
que a través de tus ojos
ha encontrado una gota de sabiduría.

Cuando hablas con los niños
encuentras la verdadera filosdeía de la vida.

Cuando juegas con los niños
recuperas el total de tu existencia.

Cuando entiendes los niños
hay en ti un Ser semejante a ellos.

Cuando un niño da su primer pasito
es el primer reto del hombre a la vida.

Disfruta el color del atardecer;
es una muestra gratis que te obsequia La Tierra.

Observa en el campo una noche de estrellas;
verás cuan infinito es el tamaño de Dios.

Disfruta la lluvia de la tarde;
está acompañada de música natural.

El amor
es un acuerdo invisible
entre el sentimiento y la razón.

El amor en un instante
es capaz de tocar fibras tan grandes
que la guerra entre dos reinos
se diluiría en el ocaso.

El perdón
es la inclinación del orgullo y la soberbia
vencidos por una gota de amor.

Es tanta la pureza del agua
que a veces el hombre
con el solo pensamiento la contamina.

Escucha el canto de los pájaros;
observa el paso del riachuelo;
disfruta el aroma del bosque;
siente el valor de la vida;
Dios está entre nosotros.

Hay tanta sabiduría en los animales
que apenas el hombre
alcanza a comprender porque no hablan.

La envidia
es el alivio del alma de los mediocres.

La hipocresía
es el escudo moral del ambicioso.

Más vale tener un bocado
que cien tarjetas de crédito anuladas.

Mejor dormir en un colchón de pobreza
que en una riqueza de espinas.

No derroches a tus anchas;
la vida te da posibilidad de disfrutar
mas no de recuperar.

No te distancies de la verdad;
la mentira terminará apabullándote.

Deja la avaricia;
los miserables mueren atropellados
por sus propias pertenencias.

No pregones buen regionalismo
cuando tu sentimiento por la tierra
apenas sea ligero y aparente.

No busques respuestas a tus dudas
si son producto de una ignorancia premeditada.

No te fíes del brillo de tu espejo;
puede ser el reflejo de un mundo en tinieblas.

No hay más pobre
que un rico falto de dignidad;
no hay más rico
que un pobre que bendice su alimento.

No te llenes de soberbia ante el lujo;
serías la peor pieza de su decoración.

Para morir
solo se necesita perder el amor por la vida;
para vivir
solo se necesita morir un poco cada día.

Si el dinero lo fuera todo
los senos de la madre serían monederos.

Una madre no paría sus hijos;
los declama.

La pleitesía y la adulación
no son prueba de un verdadero aprecio;
son el principio de una conveniencia personal.

Y Dios dijo:
!Hágase la luz!...y brilló la mujer.

El amor es igual:
a dos por lo mismo.

Le dijo el roble al hongo con fuerte voz:
!parásito! que vives a costa de los demás.
El hongo le respondió:
No sufras porque me recueste en tu tallo;
algún día será más grande el peso que recibas
cuando el hombre decida hacerte su lecho.

Si de anís es tu ternura
y de cebada tu corazón
si fermentada está tu alma
embriaguémonos de amor.

Mi abuelo indígena me dijo:
qué importa que el poderoso nos someta;
en el cielo tenemos reservada una tribu.

Un hombre que habla con la verdad
es un prdeeta de la confianza.

No se lleva el amor por la tierra
solamente en un poncho
que se agita a los cuatro vientos;
ni se lleva solo en un sombrero
que protege la calidad del pensamiento;
ni se lleva solo en un poema
que con versos la decora;
se lleva en lo más prdeundo del alma
que siendo invisible
es mucho más grande que cualquier simbolismo.

Tengo un corazón antioqueño;
gozo de sabiduría paisa;
mi amor es regionalista
y mi alma es un carriel de pujanza.

!Eavemaría pues!
con una tierra como esta
para qué tierras como esas...

Este día Señor te lo dedico con todo mi amor;
siento en mi Ser tu presencia
y la fuerza que alimenta mi espíritu viene de ti.

Cada momento de mi vida Dios me protege;
su presencia está en todos los lugares del Universo
y su manto de bondad repercute en La Tierra.

La tarde de colores toca lo más prdeundo de mi Ser;
es la presencia del Creador que se torna infinita
y en los arreboles del firmamento siento toda su grandeza.

Este camino que conduce a la alborada de la felicidad
está lleno de amor absoluto y de gran sabiduría;
permíteme Señor empaparme del cariño que repartes a todo.

El campo y los pájaros que cantan a la vida
alimentan las fibras que envuelven el corazón;
déjate llevar por esa bella melodía de la Naturaleza
para que tu alma se regocije con todos los Seres del mundo.

Entrega tu amor sin condiciones ni prejuicios;
en la pureza del compartir está el secreto de la vida
y empiezan los linderos del camino al perdón.

Padre celestial que nos gobiernas y nos amas:
soy un ser que clama tu bondad y tu protección
en estos instantes de debilidad y de angustia
para encontrar ese camino de bien que abunda en mi entorno.

Miro el cielo cada mañana al comienzo de un nuevo día;
la presencia de Dios en el Universo es absoluta
y su energía de amor se refleja en las estrellas,
en el sol y en todo aquello que hace parte de su creación.

Madre que me diste la vida por encargo de Dios:
ayúdame a seguir este camino con honestidad y humildad
para que todos los Seres de La Tierra obtengan mi respeto
y me tiendan su mano para aprender de ellos en amor.

Solo basta un instante de tiempo
para que Dios con su sabiduría nos enseñe el camino
a través de los actos que determinan nuestro comportamiento.

Enséñale a los niños a compartir con amor;
ellos aprenderán por su pureza y su inocencia
y en su misión de crecimiento todo lo darán con el corazón.

Comparte con aquellos que necesitan de ti;
te agradecerán eternamente porque sienten en ti
a un enviado de Dios para ser solidario con los demás.

Padre universal que nos gobiernas:
tu presencia alienta mi alma con amor;
este día quiero darte las gracias
por ayudarme a comprender lo que significas.

El olor de las flores refrescan mi alma;
es un perfume de bondad que toca mis fibras
y aroma la Naturaleza para el feliz comienzo.

Dios Padre que habitas en el Universo:
que este camino de mi vida no sea en vano;
que tu presencia me invite a continuar
y a entregar lo mejor de mí para los demás.

Mira las estrellas de la noche a tu alrededor;
cada punto que observas en la infinita distancia
es un lugar de vida donde Dios hace su obra.

Niños que decoran La Tierra con sus Seres:
Invitadme a permanecer con vosotros
y a rescatar esa fuerza de inocencia que tenéis
para que mi alma se coserve infantil.

Si tu espíritu te invita al amor
déjate llevar por su impulso de sentir;
ha llegado la hora de entregar todo de ti
para aquellos que necesitan la fuerza de tu cariño.

En cada historia de cada Ser de La Tierra
hay un sentido lógico ligado a su destino;
Dios nos ha programado una misión verdadera
donde debemos aprender el perdón sin soberbia.

Hermano que convives conmigo en La Tierra:
no te dejes absorver por el odio y la envidia;
acepta con calma lo que a tus semejantes les venga
porque ello dejará en ti una huella de amistad.

Llena de felicidad cada lugar de tu Ser;
así alimentarás la esencia de tu espíritu.

Alegría y amor;
regalo de Dios a todos los hombres
para que reine la paz por todos los tiempos.

Camina sin detenerte;
la suavidad del campo guarda el secreto
prdeundo y alegre de la sutil existencia.

Que tu niño alegre le sonría a la vida;
así su ternura de esencia infantil
te dará el comienzo de un adulto feliz.

Hoy sonreirás de verdad;
el anuncio del cielo se escucha muy claro;
del Señor vendrá el amparo y la protección.

Juega en la ronda de los niños alegres
y descubre tu Ser como regalo del cielo;
comprenderás que ello es enviado de Dios.

Observa la tarde al llegar el ocaso;
la alegría de la noche con permiso entra
para dar su saludo al merecido descanso.

Regocíjate con los tuyos;
en el calor de tu hogar reinará la alegría
y el compartir de los días se declarará tu templo.

Ama la libertad de reír;
ríe al sentir amor;
con el gesto de tus labios
conquistarás en Universo.

Sonríe ante el mundo;
en tu sana actitud ayudarás a mejorarlo,
ya que Dios al crearlo con alegría lo hizo.

La alegría de compartir comienza en el desapego
y en el verdadero deseo de sentir a los demás.

La Naturaleza te llama;
su alegre sonido te invita a la paz
y a encontrar el camino que te lleva al amor.

Comparte un abrazo y una sonrisa sincera;
el Amo del Universo sabrá compensarte.

Llena de humildad tu corazón
y con un himno de alegría agradece al Creador
la luz del nuevo día.

En cada rincón de tu hogar
el alegre canto del pájaro anuncia
la presencia infinita de Dios en La Tierra.

En la premura del tiempo se deleita la alegría
y los Seres del recuerdo nos regocijan el alma.

Que tu diario compartir
se haga en armonía y con una alta dosis de alegría.

Cada Ser de La Tierra
es una semilla de alegría
que germina solitaria.

Busca en tu camino la luz del Señor;
él siempre te dará el destello de un buen comienzo.

Deja que el fondo de tu Ser se curta de Naturaleza;
en ella encontrará la tranquilidad de todos tus días.

Descubre en tu interior la alegría de tu alma;
sentirás que apenas a tu vida llega
para empezar con amor todo lo bueno de tu tiempo.

En medio de aquellos instantes de felicidad
recuerda que la fuerza motriz de todo tu Ser
se deriva del infinito Universo a través de Dios.

Observa con cuidado el comportamiento de los niños;
verás en sus acciones un mundo de pureza
que vale la pena imitar para aprender de ellos.

No te preocupes por ser importante ante el hombre;
procura sentirte importante contigo mismo
que Dios desde lo alto cuenta se dá de ello.

Nunca dejes de reconocer la infinita labor de Dios;
es el mayor acto de gratitud y agradecimiento
que puedes brindarle al Creador.

Haz el bien sin mirar a quien
y cuando puedas brindar tu mano para apoyo de alguien
no pienses en recompensas físicas
sinó en el acto humano de ayudar.

Si un niño conquista tu corazón
déjate llevar por sus fantasías inocentes;
en ellas hay muchos secretos del origen del verdadero amor.

En la alborada del principio de la vida
el hombre sintió el deseo de amar a sus semejantes
y a todo cuanto lo rodeaba;
imita con verdadera pureza los actos de aquellos
que compartieron con sinceridad en aquellos tiempos.

Deja que la fuerza del Universo entre en tu vida;
tu mente es tan poderosa que acepta la fuerza del bien
y la capacidad infinita de determinar tu comportamiento.

Si miras las estrellas cada noche de tus días
verás con certeza que Dios es infinito y eterno;
así sentirás que tu vida es pasajera en La Tierra
y que es una estación más de tu camino en el Universo.

Escucha la música natural del riachuelo;
es un canto de la madre Naturaleza que inspira la vida
y que nos alimenta con la esencia que produce la entraña.

Busca en tu interior prdeundo y sincero
todas las cosas hermosas que tu ser pueda disfrutar
y logre compartir en armonía con aquellos que te rodean.


Padre Celestial:

Cada instante de mi vida he deseado un cambio positivo
que me lleve a dar de lleno cada día amor;
no permitas que la soberbia y la falta de humildad
se metan en mi mente para manchar la pureza de mis logros.

Que ese niño interior que siempre me acompaña
nunca salga de mi vida y así pueda aconsejarme
con toda su ternura y el perdón que tú le has brindado.

Quiero que el mundo sea de amor;
que toda la entraña de la Madre Tierra
emane solo pureza y transparencia divina.

Hoy te pido por todos y por cada Ser del mundo
para que tu presencia esté siempre dispuesta
a llenarnos de fé y de paz
porque solo tú tienes esa capacidad.

En este bello momento de mi existencia
que siento tu presencia
quiero dedicarte todo y cada instante de mi Ser
para que tu poder de amor lo empape por completo.

Los coros del cielo celebran este día;
se escucha en sus voces el sentir de La Tierra
y toda la alegría que ella genera.

Siento que estás en todos mis momentos;
tú me has dado la vida
y es por eso que todo lo que sea mío
te pertenece en absoluto.

Qué sería de mi vida si no tuviera tu luz y tu comprensión
para seguir los caminos que día a día
me depara mi existencia.

Quiero agradecerte con todo mi corazón
todo lo hermoso que me has brindado
para compartir con todos los demás.

Hoy tu luz me llena de energía
para seguir cumpliendo la misión hermosa
que me encomendaste aquí en La Tierra.

La Naturaleza me llama;
es tu realización de amor para que todos los Seres
nos integremos alegres y compartamos la vida
con humildad y respeto.

A lo lejos el horizonte nos indica el camino
y la sabiduría que posees;
cuando tú lo dispongas iniciaré la ruta señalada
para llegar a tu encuentro.

Tus hijos te amamos;
reconocemos tu obra;
eres el eje principal del infinito Universo;
cada noche al mirar el firmamento sentiremos tu presencia.

Tengo la certeza enorme que el mundo mejorará
para bien de los Seres que en él habitan;
este acto de bondad dependerá de tu ayuda
que nos llena de deseos para el positivo cambio.

Hoy La Tierra te clama;
eres la fuerza creadora que todo lo gobierna;
eres el principio y el fin de todo;
tuyos son mi vida y mi Ser.

Mi corazón te agradece por todos tus regalos;
me has dado la vida;
me has otorgado amor;
me has llenado de fé;
me has brindado tu luz y siempre me acompañas.